Política de calidad

En Hotel Alfonso IX**** queremos reflejar, los pilares básicos de nuestra filosofía de trabajo y nuestra preocupación por la Calidad en el más amplio sentido, por ello hemos decidido implantar/mantener las pautas requeridas por la Norma UNE_182001_2008_hoteles (Q de Calidad Turística).


LA SATISFACCIÓN DEL CLIENTE: Es un objetivo fundamental. Todas nuestras actividades están encaminadas a aportar la MÁXIMA SATISFACCIÓN A NUESTROS CLIENTES, para sus necesidades presentes y futuras.

LA PROTECCIÓN DEL MEDIOAMBIENTE: Disminuir los impactos sobre el Medio Ambiente, identificando y separando los residuos para reducir la contaminación.

CUMPLIMIENTO LEGAL: El Compromiso de cumplimiento de los requisitos legales de la calidad y medioambiente, y otros requisitos que la Organización suscriba.

MEJORA CONTINUA: La calidad es una tarea común en todas las actividades de la empresa, cada uno de sus miembros ha de asumir su participación y responsabilidad en el PERFECCIONAMIENTO de los procesos y la OPTIMIZACIÓN de los recursos disponibles. Por este compromiso de Mejora Continua, se establecerán y revisarán anualmente Objetivos de Calidad, asignando los recursos necesarios para su consecución.

GARANTIZAR LA MÁXIMA CALIDAD a través de un exigente CONTROL en la selección de las materias primas a utilizar, con un ordenado ALMACENAMIENTO de las mismas y la más correcta MANIPULACIÓN de alimentos conforme a las buenas prácticas establecidas.

COMUNICACIÓN: Estableciendo una comunicación eficaz y continua con el cliente para detectar sus necesidades y su nivel de satisfacción. Evaluamos constantemente los cambios y sugerencias que los clientes internos y externos nos trasmiten.

POTENCIACIÓN DE LOS RECURSOS HUMANOS: La Calidad vincula a todos los trabajadores. Mediante los programas de formación e información, se espera que todo personal contribuya de manera activa en la mejora del comportamiento de la empresa.

SERVICIO: Asegurando el cumplimiento de las especificaciones de los clientes a través de un sistema de control y seguimiento del trabajo realizado.


Esta política es conocida por todo el personal y se revisa periódicamente con el objeto de adecuarla a circunstancias cambiantes de nuestro entorno y establecimiento.



La Dirección